• ¿Porqué no cierra la puerta?

    Muchas veces una puerta no cierra porque tiene la cerradura dañada o el bombillo está bloqueado por el uso. Siempre podemos intentar forzar un poco la llave para obligarla a llegar su posición natural. Esto hay que hacerlo con mucho cuidado, ya que podemos romper la llave en la cerradura y con esto agravar la situación.